Monumentos de Egipto: Hatshepsut

El templo de la Reina Hatshepsut es uno de los monumentos de Egipto más importantes y más visitados. Construido en Deir El Bahari por la Reina Hatshepsut, es un templo de grandes dimensiones en forma de terrazas obra del arquitecto Senmut que lo diseñó con perfecta armonía, parte excavado en la roca y parte construido externamente. Su originalidad y dimensiones lo hacen el más monumental de los templos del Valle de los Reyes,  dimensiones que nos hablan también del gran poder que tuvo la Reina Hatshepsut, una mujer que derribó las normas establecidas. ¿Repasamos un poco su historia?

templo de hatshepsut

Hatshepsut, perteneció al Imperio Nuevo de Egipto, en la dinastía XVIII, una época de gran prosperidad y expansión del reino. Hija del gran Tutmosis I (fundador del Valle de los Reyes) y de la princesa Ahmose, tuvo hermanos y hermanas de sangre, que tuvieron corta vida. El rey sin embargo tuvo hijastros con otras esposas, uno de ellos Tutmosis II. La idea del rey era que Hatshepsut heredara el trono ya que la joven presentaba un gran potencial, así que la nombró su heredera. Algunas conjuras palaciegas hicieron sin embargo que Tutmosis II, hermanastro de Hatshepsut se sentara en el trono, por lo que durante unos años ambos fueron corregentes del reino ya que obligaron a Hatshepsut a casarse con Tutmosis II.

A ayudar a que Hatshepsut llegara a tener el poder que consiguió finalmente fueron dos factores: el primero que la joven supo procurarse amigos muy poderosos y el segundo que Tutmosis II murió siendo muy joven. Con el trono de nuevo con problemas, el sobrino de Hatshepsut, Tutmosis III, se proclamó sucesor, aunque bajo la regencia de Hatshepsut. Esta, con la ayuda de sus amigos y confidentes Hasuseneb y el arquitecto Senenmut al poco tiempo dio un golpe de estado … y de efecto: se proclamó faraón de las Dos Tierras y primogénita de Amón, convirtiéndose así en la tercera reina-faraona conocida hasta ese momento por el pueblo egipcio. Hatshepsut gozó de uno de los reinados más prósperos de toda la historia egipcia, gracias al apoyo de los sacerdotes y de Hapuseneb y Senenmut, quién construiría el llamado Templo de Hatshepsut (durante el séptimo y el vigésimoprimero año del reinado) y de quien se dice que fue amante de la reina y padre de su única hija.

Como vemos, la reina se merecía que su templo fuese uno de los monumentos de Egipto de mayor valor y que llegara a nuestros días para que podamos disfrutarlo en nuestros viajes a este país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.