Viaje a la Antártida

Cómo hacer para viajar a la Antártida

El sueño de muchos aventureros, la última frontera en nuestro planeta a la que muchos temen por su frío y su carácter inhóspito. ¿Cómo hacer para viajar a la Antártida?

Si se te ha pasado esta idea por la cabeza, es que tienes corazón de explorador, pero es una de las mejores inquietudes que puede tener un viajero. En estos parajes, la belleza de la naturaleza se ve como en ninguna otra parte del mundo. Te enseñamos cómo.

Viajar a la Antártida: aventuras y maravillas que nunca podrás olvidar

Viajar a la Antártida

Evidentemente un viaje de estas características requiere un equipo, una preparación y, sobre todo, una buena salud física. Pero si reúnes esas condiciones, lo próximo que necesitas es disponer de un viaje a la Antártida con todo incluido que te aporte las máximas garantías.

  • Durante tu estancia, podrás descubrir un mar frío y maravilloso, icebergs, glaciares… y algunas otras maravillas de la Madre Tierra que no encontrarás en otras partes.
  • Vislumbrar las colonias de Pingüinos en la Península Antártida, la parte más al norte del polo, donde las temperaturas son más aceptables.
  • Contemplar los icebergs en el Mar de Wedell, en la parte oriental, un espectáculo que quizás hasta ahora sólo has visto en las películas.
  • Visitar los fiordos en Georgia del Sur, así como algunas especies de animales autóctonos de gran belleza.
  • Descubrir la belleza de la Antártida desde el aire a través de un helicóptero.
  • Tendrás también la oportunidad de navegar por el canal Lemaire, en los que podrás ver una gran cantidad de icebergs y un gran espectáculo visual en la roca virgen que la rodea.

Tener una experiencia de viaje a la Antártida es sencillamente uno de los puntos de la lista que todavía no has marcado y que deberías hacer al menos una vez en la vida, aunque después de esta experiencia, casi seguro que querrás volver.

¿Cuándo viajar a la Antártida?

Una pregunta ineludible que debemos responder es cuándo es la mejor época para visitar la Antártida. El mejor momento es sin duda es durante el verano austral, entre noviembre y febrero, cuando las temperaturas son mucho más tolerables, a pesar de seguir resultando frías.

Si tienes hambre de aventura, no te lo pienses dos veces. Reserva ya tu viaje a la Antártida con nosotros y descubre uno de los parajes de la tierra menos conocidos y al que no muchos viajeros hoy día todavía se atreven a ir.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *