Visitar Munich

Qué ver en Múnich y alrededores

Más allá de la famosa Octöberfest, Múnich es un precioso destino para visitar durante todo el año, especialmente durante las Navidades, cuando la ciudad está más hermosa que nunca. ¿Qué ver en Múnich? Monumentos, parques, palacios y una rica y deliciosa cultura y gastronomía conforman una ciudad en la que siempre es fácil encontrar oportunidades de pasarlo bien.

Sin embargo, los alrededores de Múnich tampoco dejan a nadie indiferente. Baviera nos ofrece maravillas como el famoso castillo de Neuschwanstein o la cercana ciudad austríaca de Salzburgo, cuna de Wolfang Amadeus Mozart.

¿Qué ver en Múnich y los alrededores de Baviera?

Visitar Munich

Recomendamos tomar Múnich como “cuartel de operaciones” si quieres hacer viajes a Alemania que incluyan Baviera. Es una ciudad que se puede visitar en alrededor de una semana, aunque por supuesto todavía te quedarán algunas cosas en el tintero. Si en cambio sólo quieres hacer una escapada a Múnich, puedes aprovechar para ver lo más importante en 3-4 días.

Lo primero es aprovechar tu estancia en la ciudad para visitar algunos de los puntos centrales: Marienplatz, KarlsPlatz, Odeonsplatz son algunas de las plazas entre las que te puedes mover para encontrar multitud de tiendas y restaurantes.

Entre sus monumentos, cabe destacar una visita al Deutsche Museum, que te llevará alrededor de unas 2-3 horas, o la Antigua y la Nueva Pinacoteca, o la Pinacoteca de Arte Moderno, para disfrutar de sus obras artísticas. Sin salir de Múnich, el Palacio de Nymphenburg merece también una visita, siendo sus jardines uno de los puntos más bellos de la ciudad.

Y por supuesto, no puede faltar una visita al Englisher Garten, donde podrás disfrutar de sabrosas salchichas alemanas y por supuesto su inmensa variedad de cervezas.

¿Qué ver en los alrededores de Múnich?

En los alrededores de Múnich, recomendamos encarecidamente visitar el Castillo de Neuschwanstein, creado por el rey Luis II de Baviera. Un sitio en el que está inspirado el famoso castillo de Disney de La Bella Durmiente, cuya réplica podemos ver en Disneyland.

A las fueras de la ciudad, podremos encontrar el campo de concentración de Dachau, que es también un punto de gran interés histórico y humano. Aunque, todo hay que decirlo, es una visita que no resulta agradable debido a lo que allí sucedió. La entrada, no obstante, es gratuita.

Por lo demás, es recomendable también hacer alguna excursión a ciudades cercanas, como Regensburg (Ratisbona), donde podrás admirar su magnífica catedral, o si no también la pintoresca ciudad de Nüremberg.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *