Los slum de la India

Imagina que además de admirar las riquezas de un país, ves su lado menos amable: la pobreza. Conocer las condiciones de vida de la parte menos favorecida de una ciudad, también es hacer turismo, un turismo solidario. De eso tratan las visitas guiadas a los slum de la India, concretamente a Nueva Delhi. Los slum son barrios de chabolas, donde habitan las personas con menos recursos, como es el caso de la Colonia Sanjay.

Aquí el viajero, acompañado por un guía conocerán un barrio donde apenas entra el sol por la cercanía entre los edificios, un mar de telas de vivos colores, montañas de sacos blancos llenos de material textil y gente, muchas personas, sobre todo mujeres que clasifican y descartan ese mundo telar.

turismo solidario los slum de la india nubia tours

La visita cuesta 700 rupias (10€) y de lo que se recauda, el 80% va a mejorar las condiciones de la comunidad, tanto en Nueva Delhi como en Bombay. Los guías además son habitantes de estas “favelas” indias, por lo que además se contribuye a mejorar la vida de algunos de los residentes en Colonia Sanjay.

Las visitas a los slum de la India se han multiplicado desde el estreno del film “Slumdog Millionaire”, una película que nos retrata la vida dentro de uno de los “slum” más grandes del mundo, Dharavi, situado en Bombay.

Durante las dos horas que dura la visita, en la que los viajeros se adentran en un barrio de 4.500 chabolas, es frecuente que los residentes (sobre todo los ancianos) compartan algo de su historia y una taza de chai, un té típico indio.

Las visitas son bien recibidas, porque los habitantes de este slum (como en los demás) son conscientes de que ayudan a mejorar las condiciones de la comunidad y a los viajeros les gusta ya que les abren los ojos sobre la realidad de este pueblo y su fuerza para salir de la pobreza.

Las visitas a los slum de la India: una forma de turismo solidario que está en tus manos. Consulta en nuestra web todas las ofertas para visitar este país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *