Las estatuas de la suerte de San Petersburgo

Así las llaman, estatuas de la suerte y se encuentran en San Petersburgo. Es habitual ver a los habitantes de esta hermosa ciudad rusa frotar la nariz de las estatuas, dejarles una moneda o simplemente rozarle la mano a una de las muchas obras esparcidas por la ciudad. Dicen que dan suerte y, claro, ¿quién se resiste a que la fortuna les mire de cerca?

estatuas de la suerte San Petersburgo Karl Bulla

                                                    (Copyright: Grigory Kubatian)

La preferida entre todas las estatuas de la suerte de San Peterburgo es sin duda el pájaro protagonista de la canción cómica “Chizhik-Pyzhik” que, según afirma la letra de esta canción popular, se marchó a beber vodka y que se encuentra a orillas del río Fontanka, junto al castillo Mijáilovski. Aquí el ritual consiste en lanzar una moneda y que esta llegue a los pies de Chizhik; a mejor puntería, mejor suerte. En la ciudad están tan convencidos de sus poderes que hasta se ha llegado a robar la estatua para asegurar algún que otro deseo.

987956 12.11.2011 Памятник Чижику-Пыжику на Фонтанке в Санкт-Петербурге. Вадим Жернов/РИА Новости

(Copyright: Ria Novosti)

Después viene la afición a las narices: cuanto más prominentes, mejor, a tenor del brillo que destacan la nariz de las estatuas del fotógrafo Karl Bulla (en la peatonal calle Málaya Sadóvaia), la de Ostap Bender (protagonista de la novela “El becerro de oro” y que se encuentra en la calle Italiánskaia) o la del gran químico ruso Dmitri Mendeléiev (situada frente a la Facultad de Química).

Como vemos, los rusos agarran la suerte aficionándose a agarrar narices, pero también existen otros rituales como cogerles la mano, sentarse en las rodillas de las estatuas o tirarles de las orejas, amén del ritual favorito de los cadetes, que se dedican a sacarle brillo a los testículos al caballo de Pedro I

En tu próximo viaje a Rusia, cuando visites San Petersburgo no dejes de hacer la ruta de las estatuas de la suerte … nunca se sabe si tendrán efecto y la diosa Fortuna te sonreirá :).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.