La ciudad más alta de México: Toluca

Situada a poco más de 70 kilómetros de México DF se encuentra Toluca, la ciudad más alta del país mejicano. Ostenta el título por estar situada a más de 2.600 metros de altitud y además de ser la ciudad más alta de México, lo es también de toda Norteamérica. Nombrada desde 1830 como la capital administrativa, tiene una población de un millón y medio y muchos puntos de interés.

¿Conocemos un poco más a Toluca de Lerdo?

Nuestra ruta comienza en el Museo Universitario Leopoldo Flores; ¿qué tiene de particular? Pues que podrás disfrutar de ver en directo el desarrollo de la obra del artista Leopoldo Flores, representante significativo del muralismo mexicano y que con 80 años sigue pintando cuervos rojos y azules y personas que parecen volar. Seguro que si el artista tiene un descanso, le encantará charlar contigo sobre su obra y sobra la ciudad.

Tras la visita al museo no abandonaremos al artista Flores, si no que subiendo por el cerro donde se ubican instalaciones de la Universidad Autónoma, conocemos algo más de su arte, concretamente su llamado arte atmosférico con la obra Aratmósfera.

COSMOVITRAL TOLUCA nubia tours

Ahora sí, dejamos a Leopoldo Flores continuar con su obra y nos vamos a la parte más internacional de Toluca. Nos acercaremos a Cosmovitral, un espacio formado por una estructura de hierro forjado y cristal y de estilo art nouveau que antiguamente sirvió de mercado. Recovertido en 1990 ahora tiene una doble función: por un lado alberga un jardín botánico con 400 especies procedentes de todos los lugares del mundo y una galería de arte. Merece la pena visitarlo, ya que Cosmovitral es uno de los vitrales más grandes del planeta.

La siguiente parada nos llevará hasta el Palacio de Gobierno y Los Portales que merecen mención especial por estar consideradas como las galerías techadas más largas de México, con un total de 120 arcos. Poco a poco ha llegado la hora de tomar un aperitivo y nos encontramos en el lugar idóneo: abundan restaurantes, tabernas y puestos callejeros donde saborear la gastronomía local y los productos típicos de esta zona: las carnitas de Tolupa, los chorizos rojos y verdes y los nopalitos en chipotle entre otros platos.

Repuesto el cuerpo, es el momento de visitar La Miniatura, un local encantador forrado por nada más y nada menos por 63.ooo cajetillas de fósforos llegadas de todas las partes del mundo y de diferentes épocas; aquí podrás comprar una (o más) botellas del licor de naranja más famoso de México: el mosco o mosquito. Para incitarte a probarlo (ya a hacerte con una botella), el local incluye un cartel invitador: “Visitar Toluca y no llevar una botella de mosco equivale a ir a Acapulco y no bañarse en el mar”.

Tras tomar el digestivo, el centro histórico de Toluca nos ofrece más puntos de interés: la Catedral y uno de los conjuntos conventuales más bellos de México: la Iglesia del Carmen, datada en 1698. Esta iglesia, además de haber sido un centro religioso de envergadura, ha sido usado como asilo, hospital, colegio, sede del Instituto Cinetífico y Literario y Museo de Bellas Artes, con una excelente representación del arte sacro mejicano de los siglos XVI a XIX.

Hasta aquí nuestra escapada a Toluca, ¿qué te ha parecido?

(Derechos de imagen: mexico.cnn)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *