El Monte Ararat

Se ve prácticamente desde toda Armenia, sobre todo desde Yereván, y sin embargo el Monte Ararat pertenece a la vecina Turquía, según un acuerdo entre la Unión Soviética ( bajo cuyo mandato estuvo Armenia unos 70 años) y Turquía, que les “cedió” el monte perteneciente a la antigua Armenia. Los armenios, un pueblo donde aún sus gentes te invitan a sus casas a tomar café para contarte la historia de su pueblo, sienten con nostalgia la pérdida del Monte Ararat, una cumbre de 5137 que en realidad es un volcán, aunque nunca haya estado activo. Difícilmente no encontrarás una casa, comercio o establecimiento en Armenia que no exponga una fotografía o lienzo con la bella imagen del Monte Ararat donde, dicen, descansan los restos del Arca de Noé. Sigue apareciendo además en el escudo de armas del país, lo que indica la importancia que el Monte Ararat sigue teniendo para el pueblo armenio.

monte-ararat

Armenia, cuna del cristianismo, es un pequeño país del Cáucaso cuyo eje principal es justamente el religioso, lo que queda demostrado en la infinidad de monumentos que se pueden visitar, entre ellos la catedral cristiana más antigua del mundo, Echmiadzin, construida por San Gregorio entre los años 301-303, cuando Armenia era el único país cuya religión oficial era (y sigue siendo) el cristianismo.  En el año 2000 fue declarada Patrimonio de la Humanidad y alberga, según las creencias armenias, la mano de San Gregorio, la Lanza de la Pasión, y un trozo del Arca de Noé.

etchmiadzin

Echmiadzin será uno de los monumentos que visitaremos en nuestros circuitos a Armenia, con el Monte Ararat como fondo y decorado y bellos y antiguos monasterios e iglesias esperándonos. Armenia sigue siendo uno de esos secretos que quedan por descubrir, ¡anímate a conocerlo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *