Netsuke en San Petersburgo?

¿Qué hacen las exquisitas miniaturas japonesas, antaño usadas en la vestimenta nipona tradicional en San Petersburgo? Vayamos por partes … ¿sabes qué son los Netsuke?

netsuke

La palabra Netsuke proviene de “ne” y  “tsuke”, que significan “raíz” y “fijar” respectivamente y designan la solución a un problema de vestimenta tradicional japonesa. Ni el kosode (de uso diario, una especie de bata con forma de T), ni el elegante kimono disponían de bolsillos donde guardar llaves o cualquier otro objeto, por lo que los japoneses recurrieron a los netsuke, unos colgantes que se colgaban a los cinturones de las prendas y donde podían atar bolsas de tela y piel para almacenar esos objetos.  De ser un elemento útil, pasó poco a poco a ser un objeto decorativo tipo alhaja, y pasaron a ser llevados por todos, incluidos los señores ricos del siglo XVIII y los samurais. Pronto además, artesanos de Kyoto y Osaka comenzaron a competir entre sí para lograr los netsuke más exquisito, convirtiéndose así en un adorno cada vez más cotizado.

Hoy en día, cuando la vestimenta al modo occidental ha desbancado por completo a la tradicional japonesa, los netsuke son unos de los souvenirs más vendidos como recuerdo del viaje a Japón.

Y el titular que comenzaba este post se refiere a la exposición que tiene lugar en el museo Hermitage de San Petersburgo hasta el 16 de octubre, llamada  Netsuke. Japanese Miniature Sculptures from Private Collections, una colección con cientos de netsuke en sus formas más artísticas y pregiadas. Organizada en colaboración con la International Netsuke Society, se muestran bellos ejemplares de los dos talladores de más renombre de Kyoto y Osaka, Satake Soshichi y Yoshimura Shuzan. Del primero, si bien han sobrevivido pocas muestras de su excelente trabajo, se puede ver un delicado jabalí de increíbles detalles teniendo en cuenta su tamaño (tan solo 55 milímetros). Una exposición magnífica  que podrás visitar en San Petersburgo cuando reserves algunos de nuestros viajes a Rusia.  Si el destino de tus vacaciones es el país nipón, seguro que te llevarás un netsuke (más modestos, eso sí), en tu viaje a Japón

Alemania para niños

Viajar con nuestros hijos puede ser una estupenda experiencia, siempre y cuando elijamos el destino adecuado: que vean mundo, que conozcan otras culturas, pero que también se diviertan, han de ser las premisas para disfrutar al máximo de las vacaciones. Hoy os hablamos de uno de esos destinos: Alemania para niños.

En nuestra web encontrarás un circuito que cumple con todos esos requisitos y del que toda a familia regresará encantada, nuestro circuito “Escapada Playmobil” con el que podrás visitar Munich, el parque zoológico Hellabrunn, Nuremberg, , Rothenburg, Legoland y, por supuesto el Playmobil Fun Park: un verdadero viaje a la Alemania para niños.

alemania para niños playmobilfunpark

Alemania para niños: Playmobil Fun Park

La idea de este parque (en el que no encontrarás excesivas colan ni en la veraniega temporada alta) es la de que emules los juegos de cuando eras niño, así que no solo los pequeños se divertirán: no tardarás en coger tu Playmobil y pasarlo en grande.

El parque está enfocado para que toda la familia interactúe en los diversos escenarios preparados para ello en Playmobil FunPark: el famoso barco pirata, Fort Brave y el jefe indio, el castillo medieval y el caballero oscuro o escapar del peligroso T-Rex en el decorado de Jurassic Park.

Playmobil-Fun-Park-en-París

Todo en Playmobil FunPark está pensado para ue lo toques, uses, experimentes y te conviertas en protagonista (y tus hijos) de las aventuras a modo de click, en un parque donde no faltan toboganes, casas de juguete, columpios, muñecos de Playmobil … Un lugar que fomentará la imaginación de los más pequeños y donde niños y adultos lo pasarán en grande.

Descubre Alemania para niños, reserva el circuito Escapada Playmobil con vehículo de alquiler.

 

Rusia en el top10

No es de extrañar, ya que hablamos de un país de una gran riqueza histórica, cultural y monumental; todo este potencial se ha visto reflejado en el último informe publicado por la Organización Mundial del Turismo, que ha revelado la entrada de Rusia en el top10 de los países más visitados del mundo el pasado año 2015.

turismo-San-Petersburgo

Más de 31 millones de visitas recibió este país, entre ellas muchas de turistas españoles que se ven atraídos por los emblemáticos lugares rusos. Moscú, la capital,  y San Petersburgo con su legado histórico son las ciudades preferidas por los turistas españoles, aunque entre las preferencias están los circuitos del “Anillo de Oro”, que permite conocer otras ciudades de gran interés como Suzdal, Rostov, Sergueiv Posad, Vladimir, etc.

El aumento de turistas que eligen viajar a Rusia como destino de sus vacaciones se debe en la mejora de las infraestructuras del país, una mayor calidad de los servicios, las campañas de promoción y la bajada del valor de su moneda, el rublo, lo que permite precios más accesibles para los visitantes extranjeros.

El Museo Hermitage, el decorado metro de Moscú, el Kremlin, los monasterios, los palacios, las catedrales, los símbolos del pasado más reciente, las matriuskas, las calles de compras, los canales, el ambiente … todos son atractivos que han permitido la entrada de Rusia en el Top10 de destinos turísticos preferentes. Desde Nubia Tours apostamos por este destino ofreciéndote una gran variedad de posibilidad para viajar a Rusia, bien a tu aire, bien en salidas programadas en grupo con todos los servicios incluidos, como es el caso del viaje especial a Rusia con salida el 16 de agosto en régimen de pensión completa  todas las visitas incluidas. Una ocasión excepcional para conocer este gran país de la forma más completa posible. ¡Aún quedan algunas plazas disponibles!

Las estatuas de la suerte de San Petersburgo

Así las llaman, estatuas de la suerte y se encuentran en San Petersburgo. Es habitual ver a los habitantes de esta hermosa ciudad rusa frotar la nariz de las estatuas, dejarles una moneda o simplemente rozarle la mano a una de las muchas obras esparcidas por la ciudad. Dicen que dan suerte y, claro, ¿quién se resiste a que la fortuna les mire de cerca?

estatuas de la suerte San Petersburgo Karl Bulla

                                                    (Copyright: Grigory Kubatian)

La preferida entre todas las estatuas de la suerte de San Peterburgo es sin duda el pájaro protagonista de la canción cómica “Chizhik-Pyzhik” que, según afirma la letra de esta canción popular, se marchó a beber vodka y que se encuentra a orillas del río Fontanka, junto al castillo Mijáilovski. Aquí el ritual consiste en lanzar una moneda y que esta llegue a los pies de Chizhik; a mejor puntería, mejor suerte. En la ciudad están tan convencidos de sus poderes que hasta se ha llegado a robar la estatua para asegurar algún que otro deseo.

987956 12.11.2011 Памятник Чижику-Пыжику на Фонтанке в Санкт-Петербурге. Вадим Жернов/РИА Новости

(Copyright: Ria Novosti)

Después viene la afición a las narices: cuanto más prominentes, mejor, a tenor del brillo que destacan la nariz de las estatuas del fotógrafo Karl Bulla (en la peatonal calle Málaya Sadóvaia), la de Ostap Bender (protagonista de la novela “El becerro de oro” y que se encuentra en la calle Italiánskaia) o la del gran químico ruso Dmitri Mendeléiev (situada frente a la Facultad de Química).

Como vemos, los rusos agarran la suerte aficionándose a agarrar narices, pero también existen otros rituales como cogerles la mano, sentarse en las rodillas de las estatuas o tirarles de las orejas, amén del ritual favorito de los cadetes, que se dedican a sacarle brillo a los testículos al caballo de Pedro I

En tu próximo viaje a Rusia, cuando visites San Petersburgo no dejes de hacer la ruta de las estatuas de la suerte … nunca se sabe si tendrán efecto y la diosa Fortuna te sonreirá :).

La capital de los zares: San Petersburgo

Tres cambios de nombre para la segunda ciudad más grande de Rusia: Petrogrado, Leningrado y de nuevo San Petersburgo desde el año 1991. Se encuentra a orillas del río Nevá y pese al gran patrimonio artístico y cultural se trata de una ciudad joven. Fue fundada en el año 1703 por el Zar Pedro El Grande con la idea de ser un escaparate cultural hacia el mundo occidental; para ello contó con un gran equipo de arquitectos, artesanos e ingenieros de fuera del país en coordinación con profesionales locales. El resultado es una ciudad pletórica de monumentos, de joyas arquitectónicas, de intensa vida cultural.

san-petersburgo-2

San Petersburgo fue durante más de dos siglos capital del imperio ruso hasta que la Revolución rusa situó a la capital en Moscú, pero San Petersburgo conserva ese aire imperial en sus calles y monumentos. Te sorprenderá la fastuosidad de la Catedral de San Isaac, la residencia de los zares, el Convento Smolny o el bello Palacio de Invierno; en su conjunto, el centro histórico fue elegido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, gracias a su grandiosa belleza.

San Petersburgo puede ser además una ciudad muy romántica; no en vano es llamada la Venecia del Norte por sus islas, canales y puentes (hasta 400) desde donde podrás disfrutarás de los más bellos atardeceres. Pero además, San Petersburgo es una ciudad viva – algo que podrás descubrir en sus mercados populares como Aprachka o Sennoi- y con una gran vida cultural. Imperdible es la visita a Museo Hermitage (visita que puede realizarse de forma privada para grupos, ¡consúltanos!), formado por el ya mencionado Palacio de Invierno, además del Teatro del Hermitage, el Pequeño Hermitage, el Gran Hermitage y el Nuevo Hermitage. Obras de Picasso, Rodin o Miguel Ángel te esperan: todo un lujo para tus ojos. Pero además San Petersburgo quiere mantenerse a la vanguardia del arte contemporáneo, algo que atesoran las más de 50 salas de exposiciones de la ciudad.

Elegida por grandes firmas de la moda, en San Petersburgo también podrás dedicar tu tiempo al shopping, sobre todo en las céntricas avenidas Nevsky y Liteiny.

San Peterburgo, la capital de los zares, siempre está incluida en nuestros circuitos. Consulta aquí nuestras nuevas propuestas para conocerla.

Elixir rumano, noroc!

Podría ser el nombre de nuestro circuito especial a Rumanía con salida el próximo 15 de agosto (¡rápido! Solo quedan 7 plazas libres… ), pero en realidad con elixir rumano nos referimos a la calidad de los caldos de estas tierras. Rumanía, de la que todo sabemos algo a través de la “figura” de Drácula (por cierto, en otoño se estrenará la segunda parte de Hotel Transilvania … toda una invitación para viajar alli :)) , del biólogo Nicolae Paulescu, que descubrió la insulina, o la famosa gimnasta Nadia Comăneci. Pero queda mucha Rumanía por descubrir: los Cárpatos, el Mar Negro, el Delta del Danubio, los monasterios del norte de Moldavia, las tradiciones milenarias de la región de Maramures y … sus vinos.

En Rumanía se suele decir que el vino ha de tomarse de la siguiente forma: una copa para la salud, dos para el placer y tres para un buen descanso. Si bien el pueblo rumano no es un gran bebedor de vino sí que lo es a nivel de producción, gracias a las estupendas condiciones geográficas y climáticas del país, que han favorecido la viticultura: las grandes llanuras al sur de los Cárpatos y la gran influencia del Mar Negro, acompañados por veranos calurosos e inviernos rígidos hacen que esta tierra, situada en el mismo paralelo que Francia ofrezca unos caldos exquisitos pero poco conocidos.

mapa vinos rumania nubia tours

Sin embargo en Rumanía se ha cultivado la viña desde la antigüedad, como así lo atestiguan algunos restos arqueológicos que datan esta práctica en más de hace 4.000 años. El vino que se producía se distribuía a toda la zona de los Balcanes y, posteriormente fueron los romanos los encargados de llevarlos al imperio. De las zonas de cultivo las más renombradas son las de Cotnari que obtuvieron buena fama ya en e siglo XIV.

Al ser aún bastante desconocidos, solo queda que durante nuestro viaje, en el que recorreremos Bucarest, Sibiu, Bistrita, Bucovina, Transilvania, Brasov y muchos más puntos de interés pidas tu pahar de vin y brindar elixir rumano en mano con un Noroc! con el resto de viajeros y lugareños.