capitales bálticas visitar

Lo más bonito de las capitales bálticas

¿Te apetece descubrir las capitales bálticas? Si uno quiere conocer Letonia, Lituania o Estonia, el factor curiosidad es importante. Los nombres de sus principales ciudades quedaron en segundo o tercer plano en la épica soviética, donde la capital era Moscú.

En la actualidad, ya como países independientes, sus capitales están sabiendo sacar partido a la belleza acumulada. Las tres tienen en común su origen, pues nacieron en la Baja Edad Media y gracias a una gran actividad comercial.

Las capitales bálticas, un tesoro por descubrir

capitales bálticas visitar

Vamos a destacar algunos de los lugares más bonitos de los países bálticos.

  • Tallín, la capital de Estonia fue fundada por los daneses, pasando por manos de Suecia y Rusia. En 1.918 pasó a ser el país independiente, aunque volvieron a ser conquistados por la URRS, para liberarse en 1.991. Actualmente disfruta de un puerto importante y tiene un interesante centro industrial. Cara al turista, destacan sus imponentes edificios, testimonio del esplendor de la ciudad en su tiempo. Merece la pena disfrutar del casco antiguo.
  • Riga: en el caso de la principal ciudad de Letonia, estamos a la ciudad más grande y cosmopolita de los tres países. Pasó por manos polacas, suecas y rusas, siendo ocupada varias veces por los alemanes en las dos guerras mundiales. Estuvo hasta 1.991 en la URSS. Actualmente se puede disfrutar de una gran riqueza a nivel histórico y arquitectónico. a destacar sus edificios modernistas. En nuestros viajes a Letonia organizados tienes la oportunidad de adentrarte por su gran variedad de hermosos lugares.
  • Vilnius: en el caso de la capital de Lituania, se sitúa en una región poblada por colinas que han sido testigos de una dilatada historia. También fue de los polacos, así como de los soviéticos, alemanes y de nuevo parte de la URRS hasta 1.991. En este siglo XXI Vilnius cuenta con una oferta cultural importante, además de un magnífico patrimonio de obras barrocas, especialmente en sus edificios.

El mejor momento para visitar las capitales bálticas se encuentra entre los meses de mayo y octubre, pues es cuando el clima da una tregua y el frío deja paso a temperaturas suaves. De todas maneras en invierno, su imagen nevada, tampoco es desdeñable.

Visita a las ciudades bálticas

En los últimos años a nivel económico han avanzado bastante, aunque todavía se pueden ver algunos vestigios de la época en la que formaban parte de la URSS. Sin duda son 3 ciudades que merece la pena conocer, tanto cada una de forma individual, como todas de una vez en caso de tener tiempo para hacerlo.

Así que ya sabes, prepara la maleta y ¡a recorrer una zona que tiene mucho que ofrecer al visitante!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *